Carrito

BlogTestimonios

Testimonio de María del Carmen

By 9 febrero, 2021No Comments

En septiembre del 2017 mi niña de 1 año y 5 meses en ese momento,  empezó a tener fiebres muy altas (meses antes había presentado varios puntitos infecciosos en la parte baja de su espalda, lo cual fue tratado con buenos resultados),  la llevamos a emergencias de una clínica del DN, próximo a donde residimos. Nos indicaron analíticas, varios tipos de medicación con lo cual nos retiramos a la casa, esa noche no dormimos con la fiebre.  Al día siguiente regresamos y la respuesta fue seguir dándole lo indicado que en los análisis no sale nada, volvimos a casa, otra noche sin dormir. Al tercer día la misma rutina clínica llevando consigo todo lo indicado, la respuesta  es una fiebre por una infección no localizada, a lo que como madre desesperada le respondo pues localícela que yo de aquí no me voy. Pasada dos horas en emergencia le empezaron a salir unos puntos rojos y es cuando deciden ingresarla. La noche más larga y difícil que recuerdo haber vivido con un hijo, a las 6 de la mañana la pediatra llegó en bata porque tanto la enfermera como yo pasamos la noche con la niña temblando empapada en agua ya que nada bajaba su fiebre.

Ese día nos dijeron que se trataba de una varicela, al día siguiente era sarampión al tercer día era otra cosa y así duramos 7 días con diagnóstico por día diferente y  mi hija empeorando. Para el momento ya tenía: ojos rojos, manos y pies descamados, fiebre constante, boca ensangrentada, rash en la mayor parte del cuerpo.  Ese séptimo día, la pediatra llevo otro médico que fue una  luz  tan solo de verla dijo llamen al cardiólogo que eso es kawasaki, hasta ese momento jamás había escuchado esa rara enfermedad, luego de verla el cardiólogo el diagnóstico era el correcto, lo primero que nos dijeron necesita unos medicamentos que son muy costosos  (gammaglobulina humana) y le expresamos que como se conseguían que lo buscábamos así tuviéramos que pedir, ya en contacto con el vendedor la doctora manda llamar mi esposo y le dice tienen que llevársela al Robert Reíd (hospital pubico para niños en Republica Dominicana), la niña podría empeorar y allá la pueden tratar,  ustedes podrán imaginar la angustia cuando me vi en aquella ambulancia con mi pequeña rumbo a lo desconocido. Allí pasamos 8 días y la niña se recuperó, pero a nuestra salida me fui con el alma rota porque mi niña había quedado con secuelas (derrame pericárdico y dilatación de coronaria izquierda),  seguimiento de cardiólogo, reumatólogo y por poco tiempo de infectología. Actualmente Amia Marie tiene una dilatación de 4.0 en su coronaria izquierda y sigue tratada con aspirina 81 a diario. A pesar de eso es una niña feliz. juega, va a la escuela y ya pronto cumplira 5 años,

María del Carmen, mamá de Amia Marie

«Gracias María del Carmen,  por compartir tu testimonio.«

 

cropped-logo-asociacion1.jpg

El testimonio de María del Carmen, es basado en su experiencia personal. Todas las  historias compartidas en este espacio,  son testimonios personales, que nos envían  para compartir en este espacio que hemos creado para las familias afectadas por la enfermedad de Kawasaki. Esta historia no constituye un consejo médico. Ante cualquier duda sobre asesoramiento médico, consulte con su médico tratante. 

Si quieres compartir tu testimonio, este es tu espacio.

Escríbenos a info@asenkawa.org

Last Updated on 9 febrero, 2021 by Asenkawa