Testimonio de David

El próximo día 23 de mayo 2020, hará un año que le diagnosticaron a nuestra hija mayor Paula (en ese momento tenia 2 años y 8 meses), la enfermedad de Kawasaki, y la verdad es que hace el mismo tiempo que conocemos su existencia.

Todo comenzó con un viaje que solemos hacer los amigos una vez al año, nos solemos juntar en una casa rural amigos, niños… En esta ocasión estuvimos en un pueblecito de Burgos, y nos juntamos gente que vino de Madrid, Bilbao y la mayoría fuimos desde Gijón, Asturias. Llegamos de viernes, y Paula estuvo contenta y jugando como siempre hasta que el sábado por la noche empezó a decir que le dolía la garganta, como habíamos ido a jugar en la nieve, pensamos que habría cogido algo de frio. Ya el domingo cuando se despertó por la mañana, y en el viaje de regreso empezó a tener fiebre y le seguía doliendo la garganta.

Ese lunes, ya en casa, se quedo en casa de sus abuelos, y fue a su pediatra para que la vieran, y en principio no le dio importancia y dijo que parecía una catarro fuerte. La verdad, nosotros no le dimos mucha importancia.

El martes, le empezó a salir lo que pensábamos que era un sarpullido/eccema en los brazos y piernas. Como continuaba con la fiebre alta y no le bajaba, decidimos ir al hospital. La estuvieron examinando y el diagnóstico fue que sería un virus, que le estaba afectando bastante. Ese Miércoles, Paula estuvo mejor y aunque seguía con los mismo síntomas, pero estaba mas alegre y activa, y la fiebre parecía que no era tan alta, nos dejó tranquilos.

El  jueves, todo se complicó. Se paso todo la mañana con mucha fiebre, lo que tenia en la piel se le había extendido,  se le habían hinchado manos y pies, se le veían las venitas de las piernas y los brazos, los labios los tenia amoratados, los tobillos los tenia algo amoratados, la lengua roja, y apenas bebía y no hizo pies en toda la mañana. Así que como es lógico, mi mujer y yo salimos de nuestros trabajos y salimos a recoger a Paula y llevarla de nuevo al hospital. Allí la empezaron a examinar, y después de un buen rato consiguieron que hiciese pis.

Entonces, vino la pediatra y nos dijo que parecía un virus, pero que los síntomas cuadraban con una enfermedad rara, que no nos iba a decir cual es para que no la buscásemos mientras salían los resultados. Al cabo de un rato, se presentó en el box la pediatra, con una cardióloga infantil, y nos comunicaron el diagnostico, enfermedad de Kawasaki, y nos explicaron que era y en que consistía. Ese momento, se me ha grabado en la memoria.

Desde ese momento le realizaron pruebas en el corazón, y al día siguiente le empezaron con el tratamiento, y nos iban informando de los pasos que iban dando, las pruebas que iban a realizarle y que pasaría si salían bien o mal. La verdad es que el al 5º día de fiebre, le pusieron el tratamiento y al día siguiente la niña ya estaba mejor. Y a los 2 o 3 días de estar en el hospital, la niña ya parecía otra, estaba malina pero ya se movía, tenia mejor color y quería jugar…

Por suerte, con una solo dosis la niña mejoró enseguida, y en las revisiones que le realizaron durante la semana que estuvimos hospitalizados, solo hubo un día que le detectaron una pequeña pericarditis.

Por suerte, todas las revisiones posteriores han ido confirmando que la niña esta bien, y que hemos tenido muchísima suerte, y no le ha quedado ninguna secuela, solo un recuerdo de que estuvo muy malina en el hospital…

Una semana antes de todo esto, nos enteramos de que estábamos embarazados de nuestra segunda hija, toda una coincidencia…

Gracias David, por compartir tu testimonio.

cropped-logo-asociacion1.jpg

El testimonio de David, es basado en su experiencia personal. Todas las  historias compartidas en este espacio,  son testimonios personales, que nos envían  para compartir en este espacio que hemos creado para las familias afectadas por la enfermedad de Kawasaki. Esta historia no constituye un consejo médico. Ante cualquier duda sobre asesoramiento médico, consulte con su médico tratante. 

Si quieres compartir tu testimonio, este es tu espacio.

Escríbenos a info@asenkawa.org

Publicado por

Asenkawa

Asenkawa nace para brindar apoyo a familias afectadas, y para crear conciencia sobre la importancia del diagnóstico precoz, para evitar las graves secuelas que pueda ocasionar esta enfermedad si no es detectada a tiempo. La enfermedad de kawasaki es en la actualidad la primera causa de cardiopatía adquirida en niños a nivel mundial, hemos asumido el compromiso de informar a la población en general y a la comunidad médica, para un mejor conocimiento de ella, y que repercuta en una mejora tanto del diagnóstico como del seguimiento y control a corto y largo plazo. Apoyamos a los médicos investigadores en sus trabajos y estudios de inestigación, mediante la recaudación de fondos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .